Barranquismo

Los desfiladeros y los riachuelos  acostumbran a ser una parte del paisaje bastante desconocida, normalmente por su accesibilidad complicada. A menudo, el barranquismo es la única manera de poder descubrirlos. En las Tierras del Ebro, la mayor parte de espacios para la práctica de este deporte se concentran en el macizo de los Puertos. El río Canaletas, el barranco del Valle Higuera o el Rincón de la Chirimía son algunos de los puntos más transitados. Ahora bien, hay que tener en cuenta que la normativa del Parque Natural de los Puertos limita el número de descensos y prohíbe el barranquismo en espacios de especial interés natural. Además, es obligatorio presentar una solicitud antes de realizar la actividad.